Sabias que la Catedral de Puntarenas esta contrario de lo que ordena el ritual católico romano

Sabias que la Catedral de Puntarenas esta contrario de lo que ordena el ritual católico romano

marzo 27, 2018 5 Por Puntarenas Pura Vida

Parroquia Catedral Corazon De Jesus

Templo de la Iglesia católica localizada en la ciudad de Puntarenas, cantón de Puntarenas, de Costa Rica.

Construida en el año 1902, tiene la particularidad de estar edificada con la fachada hacia el oriente, levantada con piedra y argamasa y piso de ladrillo. Así es la sede de la Diócesis de Puntarenas (Dioecesis Puntarenensis), como su nombre lo indica. Su patrona es la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Carmen.

Nuestra Señora Del Carmen

Tiene sus orígenes en la parroquia de Puntarenas fundada en 1850 y fue elevada a catedral el 27 de abril de 1998 tras la bula «Sacrorum Antistites».

De Parroquia a Catedral

La Parroquia de Puntarenas fue fundada en 1850. En este entonces abarcada todo el cantón Central de Puntarenas, hasta que en 1968, se creó la Parroquia de Jicaral, para luego así dar lugar a nuevas parroquias: Barranca (que luego pasó su sede al Roble), Cóbano, que luego se divide en Cóbano y Paquera, y finalmente Chacarita. Así, la Parroquia de Puntarenas, quedó reducida de la angostura a la punta y toda la isla de Chira.

En 1889, a petición de los feligreses de Puntarenas, se nombró canónicamente patrono de la iglesia parroquial y del lugar al Sagrado Corazón de Jesús.

El Templo de Puntarenas fue elevado al rango de Catedral el día 27 de abril de 1998 con la creación de la nueva Diócesis de Puntarenas. Su Santidad Juan Pablo II erige la Diócesis de Puntarenas el 17 de abril de 1998 con la Bula “Sacrorum Antistites”. Monseñor Hugo Barrantes es ordenado Obispo de esta diócesis el 16 de Julio de 1998.

A la jurisdicción de la parroquia de Puntarenas pertenece el presidio de San Lucas, establecido por Decreto de 28 de Febrero de 1873, trasladado a la isla del Coco por Decreto de 3 de julio de 1874, hasta junio de 1881, fecha en que se estableció de nuevo en la isla de San Lucas.

<

Historia

Campanario

De los recuerdos que se guardan sobre la construcción de la Iglesia Parroquial de Puntarenas, abundan muchos cuya certeza puede ponerse en tela de duda.

De sus diferentes versiones hemos podido establecer qué: el más interesado en que se levantara ese Templo fue el Padre Esteban Vásquez; que el plano de construcción fue hecho por el señor Luis Matamoros; que se hizo por contribución pública, y que entre los más fuertes contribuyentes sobresalió don Miguel Guzmán, que era en ese tiempo uno de los hombres más acaudalados del puerto.

Su construcción hacia el Oriente

Sin duda alguna, la Catedral de Puntarenas es una joyita del estilo gótico, y cuya sólida construcción de piedra, la han hecho inmune a los grandes temblores que de la época de su construcción para acá, han sacudido a Puntarenas.

Fachada De Barco

Los bloques de piedra se trajeron en un principio de una veta de muy buena calidad descubierta en Esparza, llamada “Los Guapinoles”; y cuando ésta se agotó, fue sustituida por otra descubierta por don Macario Molina, en jurisdicción de Barranca. Esa piedra fue labrada por obreros especializados traídos con tal fin desde Cartago, los cuales enseñaron su industria a los puntarenenses; se usó, uno con otro bloque, argamasa de cal y arena.

Según testimonio del propio don Agustín Guido, uno de los primeros tropiezos que tuvieron que vencer, fue la ubicación del Templo, el espacio en su plaza actual sí estaba definido, sin embargo, y para guardar la tradición de la Iglesia Católica, de que sus templos deben ser edificados con el frente al Oeste, éste quedaría dándole la espalda a la población.

Como se ve, la cuestión era un problema de difícil solución; pues cabe advertir que en ese tiempo, de donde comienza la calle tercera, o sea del Hospital (Clínica San Rafael) a la Caballeriza Municipal, aquello no era otra cosa que cercas de solares sin construcción alguna; y lo que hoy es el barrio del Carmen, era un charral; así como la Plaza de Mora y Cañas, donde pastaban; a la orilla del estero, al frente de ésta, los leñateros tenían instalado su lugar de trabajo.

Toda la población estaba entre lo que se llama la “Y” griega y la calle tercera mencionada. En las mareas grandes el estero inundaba casi toda la zona adyacente; y estas inundaciones dejaban verdaderas lagunas que tardaban muchos días para secarse. Para salvar tan grande dificultad, se llegó a la conclusión de que la única forma era erigirlo dan al Este para que quedase dando al frente de la ciudad.

Con el fin de conseguir la venia de la Diócesis, se trasladaron a la capital los miembros de la Junta, señores Agustín Guido y Nicolás Lizano, quieres, supieron exponer su tesis con verdadero interés al muy Ilustrísimo obispo de San José, Monseñor Thiel, obteniendo como resultado la aprobación del alto prelado al plan propuesto.

Tal es el motivo de que nuestro Templo Parroquial, ahora Catedral, tenga su puerta principal al contrario de lo que ordena el ritual católico romano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.